viernes, 13 de noviembre de 2015

La importancia de evaluar a la Alta Gerencia

El mundo competitivo al que nos enfrentamos hace que cada vez se busquen profesionales más calificados y preparados para la tarea que deben desempeñar en las empresas. Uno de los problemas con los que cuenta la PyME es la dificultad de hacer un buen proceso de selección en el que se escoja al candidato más preparado para el puesto.

Desde el modelo de competencias, se entiende que las organizaciones son cambiantes y que lo importante no es tanto analizar las tareas concretas de un determinado trabajo sino que perfil/tipo de persona se necesita para incorporarse al puesto.

Esta perspectiva del análisis de competencias, está cobrando mayor importancia por las ventajas competitivas que ofrece.

Las decisiones de sus directivos determinan el valor de la empresa, conocerles y ayudarles en su función es crítico para el éxito a largo plazo del negocio, identificar con precisión las competencias desarrolladas por la persona y compararlas con las que el puesto requiere, permite encontrar a la persona más adecuada para cada nivel .

Dentro de los procesos de selección de personal más complejos se encuentra el de la elección de directivos.

Para facilitar esta situación, los consultores de Great Team especializados en Alta Gerencia aportan una evaluación de directivos objetiva e independiente, nuestra propuesta es siempre realizada a la medida.

Enlistamos algunas competencias necesarias en los puestos directivos que medimos:
  1. Cumplimiento de normas y reglas de trabajo.
  2. Iniciativa, creatividad e innovación.
  3. Resistencia al estrés, ánimo estable y controlado.
  4. Buenas relaciones con los colaboradores. Capacidad de motivación para lograr las metas de la empresa.
  5. Capacidad de organización, planificación y programación de tareas, tiempos y recursos.
  6. Habilidad para solucionar incidentes.
  7. Visión positiva de la empresas, compromiso y dedicación. Actitudes y percepciones positivas hacia el trabajo.
  8. Capacidad de análisis y reflexión.
  9. Seguridad en sí mismo. No teme la aparición de dificultades porque confía en que sabrá afrontarlas.
  10. Conocimientos profesionales, experiencia. Dominio de los aspectos profesionales y técnicos.
  11. Relación efectiva y adecuada con clientes.
  12. Motivación laboral. Compromiso y entusiasmo con la tarea.
  13. Capacidad de decisión, habilidad para tomar decisiones e iniciativa para llevarlas a cabo.
  14. Dirección de equipos, capacidad para organizar, motivar y supervisar grupos de trabajo.
  15. Adaptabilidad, flexibilidad y versatilidad ante las nuevas situaciones.
  16. Habilidades de comunicación, capacidad para comunicarse de modo lógico, claro y efectivo.
  17. Sentido de empresa, capacidad de predecir las situaciones de negocio nuevas.
  18. Conocimientos y habilidades negociadoras

Contáctanos e identifica:
  • ¿Cuáles son los puntos fuertes y limitaciones de cada directivo?
  • ¿Qué carencias o necesidades de desarrollo pueden abordarse de manera realista?
  • ¿Qué riesgos u oportunidades aportan para su negocio?

Artículo por: Luz del Carmen García G.