domingo, 21 de junio de 2015

La importancia de la relación entre directivos y su equipo de trabajo

“Los auténticos directivos (líderes) no se distinguen por su talento innato o su dominio técnico, sino por su capacidad de inspirar en otros energía, pasión y entusiasmo. Estos sentimientos se extienden rápidamente en sus equipos de trabajo, produce resonancia y estimula a los demás.”

El líder resonante crea más y consigue que sus equipos apoyen una cultura de:

  • Objetivos claros
  • Participación de todos - Consenso en las decisiones
  • Escucha activa
  • Desacuerdo civilizado
  • Comunicación abierta
  • Funciones y tareas claras
  • Liderazgo compartido
  • Relaciones externas
  • Comportamiento grupal
  • Autoevaluación y mejora
Para ello es fundamental que actúe de forma ordenada y sistemática como impulsor y potenciador de todos estos elementos culturales, utilizando procesos sencillos pero eficaces, como el de “la cadena de motivación” (necesidad o deseo que dirige la conducta orientada a metas)

Tal y como ocurre con todas las “cadenas”, éstas se rompen siempre por el eslabón más débil; y si se rompe cualquier eslabón es muy difícil llegar hasta el efecto final pretendido.

En el caso de la cadena de motivación, los líderes deben entender las implicaciones de cada fase, y darles respuesta adecuada antes de intentar pasar a la fase inmediatamente posterior, ya que en caso contrario se pueden realizar muchos esfuerzos “para motivar“ al equipo y como resultado, no conseguir ningún éxito en esta labor:


Artículo por: Luz del Carmen García.
www.greatteam.mx