martes, 10 de febrero de 2015

El activo más valioso de la empresa.

“Las personas que trabajan en cualquier empresa grande o pequeña, constituyen su activo más valioso.”
Los procesos de selección de personal integran el primer paso en la adecuada Gestión de los Recursos Humanos, la empresa busca los mejores profesionales de las áreas a cubrir, en base a sus competencias personales y profesionales, pero también en base a sus valores individuales.

La Selección del personal se convierte en una herramienta estratégica que deben crear una ventaja competitiva para la empresa y, a la vez, contribuir al crecimiento personal y profesional de cada colaborador.

Finalmente, el éxito a largo plazo también se basa en desarrollar actitudes como la iniciativa, la orientación a resultados, la curiosidad, la apertura de espíritu, la innovación, la voluntad para aceptar y promover el cambio y la cooperación en el trabajo, estableciendo relaciones basadas en la confianza y el respeto mutuo.

Las personas son el alma de la empresa y en nuestras manos se encuentra la capacidad para seguir creando valor para la empresa y la sociedad, hoy y en el futuro.

“Las organizaciones capaces de identificar competencias clave obtendrán una ventaja competitiva considerable”

Clarificar estos valores nucleares será una tarea importante a realizar en la Selección de los colaboradores ya que...



“Las personas son un activo decisivo para la empresa”

¿Qué nuevas habilidades directivas y profesionales exige la crisis en relación a la gestión de las personas?

La gestión de las personas es uno de los factores más complejos y críticos del management, y ello se acentúa en períodos de crisis. En esta época, se generan situaciones de ansiedad, cambios bruscos que dificultan la adaptación de las personas o que rompen la trayectoria profesional de un colaborador que estaba dando su mejor rendimiento.

Las habilidades directivas y profesionales se han de intensificar: la capacidad racional, la empatía, el liderazgo, la capacidad de persuasión y de escucha, etc. El directivo debe tomar conciencia de sus capacidades y limitaciones.

"Se apuesta por contratar colaboradores que, por sus rasgos y aptitudes, desarrollen una relación a largo plazo con la empresa”

Desarrollar una cultura organizativa de alto rendimiento y bienestar, sostenible en el tiempo, que se adapte a las necesidades de la empresa moderna y global, puede lograrse mediante la fusión de colaboradores que dispongan de:






















Artículo por: Luz del Carmen García
Great Team® - Recursos Humanos
www.greatteam.mx